Informazioni

Tuve un sueño. Volteado un poco, con mirada seria miraba el enigma de tu sonrisa. El agua vino a mí justo más allá de las rodillas. Agua de mar oscuro. El cielo sobre nosotros parecía estar de acuerdo con mis adivinaciones. Seguías sonriendo como lo hacen las madres, como para decir no tengas miedo, como para decir todo está bien.

No perdí el aliento y sabía dónde estaba, pero, sin embargo, ahora, en la memoria, desgarrado por la apnea, perdido, lloro sin una razón. La noche había llegado repentinamente mientras flotaba en la línea media de dos profundidades. Allá te vi, cociéndote sin dolor esa herida aún abierta; espíritu misterioso, inalcanzable mujer.

El recuerdo de un sueño es como una burbuja de jabón llena de carencias. Todo lo que deseas es no ser frágil frente a su voz llamándote por tu nombre.

Como si fuera común sobrevivir, volví con una rama de coral entre mis dientes, mostrando el cuchillo a la sombra detrás de mis hombros.

Annunci

Commenti

Non c'è ancora nessun commento.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS